Ideas para conseguir un estilo industrial en tu casa

Espacios abiertos y diáfanos
Una de las características del estilo industrial es el uso del espacio con zonas diáfanas, amplias y abiertas. Es típico encontrar este tipo de decoración urbana en lofts de estilo industrial, donde muebles y objetos pueden respirar y gozar de su propio espacio.

Como hemos explicado, este tipo de decoración está inspirada en las industrias neoyorquinas de los años 50, donde se rehabilitaban esos espacios en viviendas espaciosas, de allí a que este estilo decorativo pueda remitirnos a la estética de fábricas antiguas, grandes y espaciosas, pensadas para que los trabajadores pudieran pasar de un espacio al otro de forma fluida.

Por ello es tan común encontrar tantos lofts, donde las zonas diáfanas son imprescindibles.

Mostrar vigas y cañerías

 

Conseguir un estilo industrial en casa es posible, pero para ello, tendremos que desnudar su estructura, y no sólo hablamos de la estructura de nuestro hogar, también tendremos que elegir muebles que sigan este principio: muebles de hierro forjado con un poco de óxido, maderas naturales sin tratar, chapa, etc.

Hoy en día en muchas tiendas dedicadas a la decoración se venden muebles que siguen esta estética tan particular, muchos de ellos, envejecidos de forma artificial. En el caso de las tuberías y cañerías, éstas pueden acabar formando parte de la decoración de nuestro hogar con ideas inspiradoras.

De hecho, existen muchas estanterías o muebles que siguen la estética de tuberías, para reforzar el estilo industrial de la vivienda.

 

Hierro y acero, indispensables

 

El metal y el acero son básicos en el estilo industrial. Este material puede usarse en techos, paredes, muebles, sillas, lámparas, accesorios y todo tipo de elementos ornamentales.

Existen una gran cantidad de muebles que tienen la estructura de metal, siguiendo los principios del estilo industrial: la desnudez de los propios elementos. La estructura de los objetos se muestra en metal, de una forma espartana.

No obstante, el metal es muy frío, por lo que se suele combinar con la madera de aspecto natural. La madera es la gran aliada en este tipo de ambientes, ya que consigue que haya armonía en el ambiente. Por ello, en el estilo industrial es la combinación del hierro y la madera la que triunfa por encima de todo.

 

Techos altos, vigas a la vista

 

Los techos altos también son característicos del estilo industrial, ya que muestra toda su estructura, como por ejemplo las vigas de madera o metal del techo.

Las naves industriales tienen techos inmensos, que se alzan hacia arriba para poder dar cabida a máquinas de grandes dimensiones.

No obstante, hoy en día no todas las viviendas gozan de este tipo de techo, es más, sólo las casas antiguas lo hacen, sin embargo, no por ello se debe abandonar las pretensiones de decorar con estilo industrial, la idea es adaptar nuestro espacio a las reglas del estilo.

La idea es poder mostrar los elementos estructurales del techo, sea cuál sea su altura.

 

Paredes de ladrillo vista

 

Otra forma de conseguir un estilo industrial en tu hogar, es usando el ladrillo vista. Puedes usarlo en su color natural o pintarlo de blanco.

Conseguir este estilo no es muy complicado y no necesitas ladrillos de verdad. Hoy en día en muchas casas de decoración venden papel decorativo que imita muy bien la textura del ladrillo, ayudándote a conseguir un aspecto 100% real.

Lo ideal es que las paredes del exterior sean de ladrillo y las interiores, que son las que distribuyen el espacio, del material que prefieras, aunque esto forma parte del diseño que hagas de tu vivienda.

No te preocupes si el acabado del ladrillo no es perfecto, eso también es típico del estilo industrial.

Este tipo de Estilo decorativo puede aplicarse a containers marítimos.

Últimas Noticias
Contactános

No dudes en contactárnos, estamos a tu disposición para resolver tus dudas para que tengas tu casa Suite Box

Start typing and press Enter to search