Contenedores, un boom inmobiliario

Una empresa inglesa fue la pionera; ahora, varios copiaron la idea: montar casas y oficinas en donde antes hubo mercaderías.

En 1956, el contenedor entró en escena y revolucionó el comercio mundial. Ahora, vuelve a dar la nota, revolucionando el mercado de oficinas y viviendas en las principales ciudades del mundo.

Eric Reynolds, un inglés con indiscutible inventiva, les encontró una segunda vida a aquellos boxes viejos que ya completaron su vida en el mar. Con su empresa Urban Space Management, creó Container City , una ciudad hecha de contenedores apilados en el corazón de Londres.

Las unidades tienen puertas ventana corredizas con balcones (hechos también de contenedores), ventanas circulares, piso de madera flotante, baño, cocina, agua, electricidad y calefacción, entre otras comodidades. Vistos desde afuera, los contenedores parecen grandes bloques Lego que crean una fachada en diferentes colores.

Container City I, ubicado en Trinity Buoy Wharf, abrió en mayo de 2001 y contempló 12 viviendas/locales, a los que luego se sumaron tres más. Fue el primero de catorce edificios de contenedores actualmente en funcionamiento en Inglaterra. Un año más tarde se sumó otro grupo de edificios, llamados Container City II, que agregaron más unidades. El departamento más chico tiene 30 metros cuadrados, el tamaño de un contenedor, y su alquiler cuesta de 100 a 240 dólares por mes. Allí residen, principalmente, los estudios de artistas y diseñadores. Hay lista de espera para alquilarlos.

Después de Container City, Urban Space Management siguió reproduciendo el modelo por todo el país, en zonas donde los terrenos pequeños no son rentables para la construcción de edificios. Entre sus catorce creaciones está el anexo del Tower Hamlets College, de Londres, con salas de computación y doce aulas extras para el alumnado.

Pero la idea no sólo se expandió por Inglaterra. Si bien sus creadores planean exportarlo a Paquistán, Australia e incluso Sudamérica, el reciclaje de contenedores en departamentos y oficinas ya es una práctica habitual en ciudades donde la vivienda se ha convertido en un bien escaso.

En Holanda, TempoHousing construyó un complejo de viviendas para estudiantes universitarios realizado con mil contenedores que brindan espacios cómodos y funcionales, cada uno con balcón privado.

Otros contenedores fueron utilizados para el área de servicios: el complejo cuenta con una cafetería, supermercado, espacio de oficinas y un área deportiva. Las unidades están organizadas en bloques, cada uno de los cuales cuenta con servicio de electricidad centralizada y sistemas conectados a una red de Internet.

Un constructor tradicional de Holanda, Quinten de Gooijer, obtuvo el permiso para el armado de estaciudad contenerizada para mil estudiantes. El empresario dice que se inspiró en la desesperación de sus sobrinos, incapaces de encontrar un alojamiento moderado en el centro de Amsterdam. En su caso, compró los contenedores nuevos a China. Sus estudios se alquilan a US$ 70 la semana y un extra de US$ 7, que incluye calefacción, lavadero, acceso gratis a Internet y seguridad. El arquitecto especula que el tiempo de vida de estas residencias es de 20 a 25 años; en ese transcurso es posible levantarlas y llevarlas a cualquier lugar del mundo.

Los arquitectos americanos también adoptaron la idea, empujados por su déficit comercial, que deja miles de contenedores arrumbados sin dueño. Por año, llegan unos siete millones de contenedores de China y sólo parten a ese destino 2,5 millones. ¿Qué hacer con los que quedan, en vez de transportarlos vacíos, lo que genera un falso flete? Viviendas, por qué no.

Adam Kalkin ha vendido docenas de Quik Houses, como se llaman, hechas con cinco contenedores en dos pisos. Su precio varía entre US$ 76.000 y 160.000 dólares.

Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica tienen casos similares. Según los creadores de Container City, se estima que unos 300 millones de contenedores andan dando vueltas por el mundo ¿Pensarán reciclarlos todos cuando termine su vida útil?

 

Por Lucila Marti Garro
Para LA NACION

Últimas Noticias
Contactános

No dudes en contactárnos, estamos a tu disposición para resolver tus dudas para que tengas tu casa Suite Box

Start typing and press Enter to search