Construcción de edificios utilizando contenedores marítimos

Ejemplos de reciclaje y sostenibilidad

Los contenedores marítimos se utilizan en todo el mundo para el transporte marítimo y han sido usados durante más de 60 años. Hay millones de ellos, en bastantes casos sin usarse e inutilizado importantes superficies de los puertos. En este marco planteado, desde hace años que, siguiendo criterios de sostenibilidad, reciclaje y ahorro económico, se están utilizando contenedores marítimos para construir edificios permanentes, más rápido y más barato que los edificios tradicionales.

Los contenedores marítimos son esencialmente grandes cajas de acero utilizadas para transportar mercancías en buques de carga, por todo el mundo. Estos contenedores se han producido rápidamente en masa en los últimos 50 años, ya que el mundo se ha vuelto más dependiente de bienes y servicios de otros países y continentes.

Los contenedores marítimos están hechos de acero Corten. Es un tipo de acero que tiene un alto contenido de cobre, cromo y níquel, que hace que su oxidación tenga unas características particulares, que protegen la pieza realizada con este material frente a la corrosión atmosférica, sin perder prácticamente sus características mecánicas. El elemento de aleación en el acero Corten reacciona cuando se presenta el óxido mediante la formación de una capa superficial protectora de óxido de textura fina. Este tipo de acero también se utiliza en puentes, chimeneas, torres e incluso esculturas al aire libre.

Los contenedores se fabrican en diferentes medidas que van desde 8 pies (2,4 m) hasta 53 pies (16 m) de longitud. Las longitudes más utilizadas son de 20 pies (6 m) y 40 pies (12 m). Estos contenedores están diseñados para ser enviados por todo el mundo varias veces, por lo que se construyen para que sean resistentes y de importante durabilidad.

En la misma línea, los contenedores marítimos más utilizados son las variantes denominadas HC (high cube), ya que tienen una altura exterior de 2.896 mm (2,9 m), que los hace más adecuados para transportar diversos tipos de carga. También los hace más aptos para la construcción  de edificios, al tener el techo más alto.

Uso de contenedores marítimos en construcción de edificios permanentes

El transporte aéreo cada vez más común y afianzado, y la reciente crisis económica, han provocado que haya un gran número de contenedores que han quedado abandonados en los puertos, ya que el rápido crecimiento de la oferta ha superado ampliamente a la demanda. En 2015 el número de buques de carga inactivos era de 238 buques, con una capacidad combinada de alrededor de 900.000 TEU (acrónimo del término en inglés Twenty-foot Equivalent Unit, que significa Unidad Equivalente a Veinte Pies; representa una unidad de medida de capacidad del transporte marítimo, expresada en contenedores: 1 TEU representa un contenedor de 20 pies (6 m)). En 2016 pasó a 435 buques, acumulando un total de 1,7 millones de TEU, lo que representa un incremento del 90% de TEU en tan solo un año.

Así, debido al excesivo número de contenedores que están inactivos, están siendo reutilizados para nuevos usos. Algunos ejemplos son viviendas, escuelas y oficinas construidas con contenedores marítimos. Los contenedores se utilizan a menudo como espacio temporal en las obras de construcción, pero su reciente disponibilidad ha llevado a que se utilicen para la construcción de edificios permanentes. Un ejemplo es la ciudad de contenedores en Londres, habitada por 400 artistas y diseñadores.

ciudad de contenedores

Algunas de las ventajas del uso de contenedores marítimos para la construcción de edificios son la siguientes:

  • Reducción de tiempo en la construcción del edificio. La magnitud de esta reducción depende de diversos factores, pero se estima que de promedio la reducción es de un 30% respecto la construcción del edificio usando las técnicas habituales.
  • Ahorro de dinero. Este ahorro también depende de diversos factores, pero se estima de promedio que el ahorro es de un 30% respecto la construcción del edificio usando las técnicas habituales.
  • Modularidad de la construcción. Esto permite la ampliación de la construcción con relativa facilidad, agregando más contenedores. Este factor es atractivo para empresas en fase de crecimiento.
  • Beneficio ambiental al reducir emisión de CO2. En la misma línea se aplican los conceptos de sostenibilidad y de reciclaje.

Otras características a tener en cuenta son la siguientes:

  • Contenedores marítimos se pueden comprar por todo el mundo.
  • Se pueden transportar con facilidad en camión, siendo factible hacerlos llegar a los lugares de construcción.
  • La construcción modular con contenedores marítimos permite una notable variedad de diseños y composiciones.
  • El coste de un contenedor nuevo es más elevado que uno usado. Por contra, el contenedor usado presenta las siguientes desventajas con respecto al nuevo: desgaste del material ; a los contenedores que se destinan a uso marítimo se les aplica una capa de pesticidas en su interior, por lo que si se quieren reutilizar para edificios, los contenedores deben ser tratados para eliminar esta capa, con el coste que esto representa.

Una investigación sobre el estado de la cuestión muestra que hay muchas posibilidades cuando se trata de construir con contenedores marítimos, siendo muy variados los diseños y usos.

Otro uso de los contenedores marítimos es colocarlos en el interior de edificios existentes, para crear espacios, como oficinas, etc. Un ejemplo de lo referido se da en Sabadell, donde ROA arquitectura concibe la reindustrialización de los servicios TIC bajo el concepto de Box in a box”, mediante el reciclaje de contenedores marítimos del puerto de Barcelona, que se introducen en las naves industriales abandonadas. De este modo se consigue reciclar la cadena de valor de la industria del s.XXI, a la vez que enlazar la parte económica y geográfica de territorio, pasando “del paisaje portuario al tapiz urbano”. 

Nuevo proyecto usando contenedores marítimos

El edificio de la EPEL Neàpolis es un centro tecnológico que fue construido en 2007, que pertenece al ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú y que tiene como de algunas de sus prioridades la investigación, la innovación tecnológica (en materia de smart cities, etc.), el emprendimiento y la colaboración con la universidad. También tiene espacios de cowork (vivero de empresa), orientados a la innovación y la tecnología. Es asimismo la sede permanente del capítulo catalán de la City Protocol Society (relacionado con las smart cities).

Este centro tecnológico pluridisciplinar y transversal, que es de gran utilidad para el territorio, va incrementando progresivamente su importancia y el volumen de tareas que se realizan. En este marco, los espacios destinados a cowork están llenos, y se ha detectado que hay más demanda para uso de cowork. Para que Neàpolis pueda ofrecer más espacio de cowork, se ha evaluado la opción de construir, en terreno que hay junto a Neàpolis, un nuevo edificio, utilizando contenedores marítimos.

Como primer paso, se ha realizado proyecto durante el primer semestre de 2017, colaborando Neàpolis y la EPS de Ingeniería de Vilanova i la Geltrú (UPC). Se ha hecho en el marco de un IDPS (International Design Project Semester) desarrollado en inglés, en el que participaron seis estudiantes extranjeros de ingeniería en fase de proyecto final de carrera, que eran de los países siguientes: Alemania, Bélgica, Holanda, Malasia, Reino Unido y Rumanía. Uno de los estudiantes era de la titulación de ingeniería de edificación, y los otros eran de otras ramas de la ingeniería (mecánica, diseño industrial, etc.).

reciclaje de contenedores marítimos

Últimas Noticias
Contactános

No dudes en contactárnos, estamos a tu disposición para resolver tus dudas para que tengas tu casa Suite Box

Start typing and press Enter to search