Cómo aislar una vivienda de contenedores marítimos

El aislamiento de una vivienda es muy importante a la hora de conseguir una casa eficiente energéticamente. No queremos que las altas temperaturas del verano se abran paso hasta nuestros salones o dormitorios, ni que el calor que tenemos en nuestra vivienda se pierda a través de los cerramientos en una fría noche de invierno. En definitiva, queremos que nuestro hogar sea un espacio de confort los 365 días del año, y que además, las condiciones óptimas que consigamos con sistemas de climatización no se pierdan a través del envolvente del edificio.

Precisamente esta envolvente del edificio es lo que debemos aislar,  que en nuestro caso, son las 4 paredes, el techo y el suelo del contenedor. Pero es también la envolvente de nuestra casa contenedor lo que la hace especial, y que el metal del contenedor sea un elemento que quede a la vista, acentuando su original aspecto y claro símbolo de reutilización, es un aspecto muy deseado. También los hay que aprovechan las ventajas que aporta la utilización de contenedores, pero en cambio no necesitan que el metal sea un elemento de fachada y contemplan que pueda quedar cubierto por algún tipo de revestimientos. Esta diferenciación es clave a la hora de elegir el tipo de aislamiento y la manera en que se va a realizar:

AISLAMIENTO DEL CONTENEDOR POR EL INTERIOR

aislamiento por el interior de contenedor

 

El aislamiento por el interior de contenedor posibilita que las caras metálicas del contenedor queden al descubierto. Es una opción que supone una serie de ventajas y de desventajas, que repasaremos antes de pasar a la elección del tipo de aislante:

VENTAJAS DE AISLAR POR EL INTERIOR:

La ventaja principal de este sistema es que es la única manera de dejar patente en nuestro diseño que la casa contenedor, de hecho, está levantada con contenedores marítimos. La fachada del edificio visible sería el metal grecado de los contenedores, y jugando con los colores, los anclajes entre contenedores, y la disposición de éstos, se pueden conseguir unos diseños muy divertidos.

Inconvenientes de aislar por el interior:

Una de las desventajas principales que encontramos al dejar al descubierto el metal del contenedor, es que aislar por el interior supone una reducción de espacio habitable del interior de éste, y dado los 2,5 m de ancho aproximados de un contenedor, es un factor a tener en cuenta. Si hablamos de un aislamiento de unos 5 cm perderíamos unos 10cm totales de anchura, lo que podría limitar el uso de algunos espacios y dificultar la colocación de según que tipo de mobiliario.

Otra desventaja a tener en cuenta es que al dejar el metal del contenedor sin ningún tipo de protección, absorve el calor de la radiación solar, por lo que el salto de temperatura que debería amortiguar el aislamiento sería más alto y haría necesario aumentar el grosor de éste. ¿Hay soluciones para este problema? Sí, las hay, y van desde jugar con las sombras proyectadas sobre el contenedor a pintar nuestros módulos con pinturas aislantes cómo las que llevan aditivos de cerámica.

Una vez comparadas las ventajas y los inconvenientes, supongamos que nos hemos decantado aislar por el interior,

¿Cómo podemos aislar un contenedor por el interior?

Para las paredes y el techo podemos utilizar un mismo tipo aislante. Para este cometido se pueden utilizar cualquier tipo de aislante de interior. Estos van desde los aislantes naturales tipo las mantas de cáñamo aislantesla celulosa, la lana de oveja o el corcho, a otros más comunes de uso más extendido como son los poliestirenos, tanto el extruido como el expandido, o la lana de roca.

Para aislar el suelo por el interior, podríamos utilizar algún tipo de aislamiento de bajo espesor y con bajo transmitancia térmica. Esto lo conseguiríamos por ejemplo con planchas de corcho que pueden ser a la vez el acabado del suelo. También sería una buena opción utilizar espumas rígidas, que con poco espesor consiguen altos valores de aislamiento y son aptos para ser pisados.

Posiblemente, aislar por el interior el suelo de un contenedor sea una opción poco frecuente, y como lo más habitual es que el exterior del suelo del contenedor no quede a la vista, se suele aislar por fuera con algún aislante que veremos más adelante.

A demás de aislar por el interior, podríamos darle una imprimación de pintura aislante cerámica al contenedor, lo que no modifica la apariencia y acabado de éste y le proporciona un aislamiento extra que nos permitiría bajar un poco los grosores del material aislante del interior.

AISLAMIENTO DEL CONTENEDOR POR EL EXTERIOR

aislamiento por el exterior del contenedor

 

El aislamiento por el exterior del contenedor nos permite no perder anchura en el interior del contenedor, lo que es de agradecer dadas las reducidas anchuras de las que disponemos.

Ventajas de AISLAR POR EL EXTERIOR

La ventaja principal de este sistema es la de no perder espacio en el interior. Ésto es algo a tener en cuenta, ya que hemos de tener presente en todo momento que un contenedor tiene unos 2,50 metros de anchura. Por lo tanto si en nuestro proyecto no se contempla juntar contenedores por su lado más largo para conseguir estancias más anchas, y queremos utilizar esos 2,50 como longitud mínima de nuestras estancias, esa reducción de espacio que provoca el aislamiento puede ser crítica. Aislando por el exterior lo evitamos.

Otra ventaja de aislar por el exterior es que no se permite a los rayos del sol incidir en la estructura metálica, con lo que podemos conseguir buenos valores de aislamiento con un material de menor grosor.

Desventajas DE AISLAR POR EL EXTERIOR

Las desventajas de este sistema son mayormente estéticas. Habrá quien piense que utilizar contenedores marítimos como vivienda y que desde el exterior, debido a los revestimientos,  sea imposible averiguarlo, no sea una buena idea, y que haga que el espíritu de reutilización que quizás haya sido el motor del proyecto  se diluya.

Una vez vistas las desventajas y las ventajas de este sistema, pongamos que nos hemos decantado por aislar por el exterior,

¿Cómo podemos aislar un contenedor por el exterior?

De los materiales que proponía para aislar por el interior la mayoría no pueden ser utilizados en exterior si no son debidamente impermeabilizados. Es el caso de la celulosa, la lana, el cáñamo o el corcho, que en contacto con agua pierden propiedades aislantes, por lo tanto su uso sólo sería recomendable si realizamos entre el cerramiento del contenedor y el exterior un cámara estanca para alojarlo.

Si queremos evitar el preocuparnos por lo seco que tenga que estar el aislante, podemos utilizar materiales hidrófugos y sistemas pensados para estar a la intemperie. Entre estos encontramos sistema de monocapa que se aplican directamente sobre placas de poliestireno, o incluso sistemas de fachada ventilada con paneles modulares con acabados como fibrocemento, acero galvanizado o madera. Además, podemos optar también por fachadas y cubiertas vegetales.

Últimas Noticias
Contactános

No dudes en contactárnos, estamos a tu disposición para resolver tus dudas para que tengas tu casa Suite Box

Start typing and press Enter to search